Mancomunidad Lea Ibarra - Munitibar - Aulesti - Gizaburuaga - Amoroto - Mendexa

Deporte en Lea Ibarra

Aulesti - Sitios y Edificios de Interés

Casa Torre de Pedro Ibañez de Aulestia

Casa Torre de Pedro Ibañez de Aulestia.

Fue esta casa torre la que dio su nombre a la puebla y posteriormente al pueblo. La reconstruyó en 1456 Pedro Ibañez de Aulestia, tras haber sido quemada por las hermandades bajo la acusación de esconder a varios miembros de los bandos en 1451.

Es una construcción de gran calidad. Hoy en día la fachada no está totalmente a la vista, ya que se le han añadido varios elementos. Es un cubo de gran volumen. Las paredes tienen un grosor de 1,90 metros y está hecho de piedra caliza labrada.

Tiene tres alturas y su estructura se compone de columnas y vigas de madera. La entrada a la casa contaba con un gran arco situado en la planta baja, pero hoy en día permanece cerrada. Para sustituirla han practicado otras dos puertas.

En la planta del medio se encontraban la cocina y las habitaciones. En el último piso había una gran habitación y la iluminaban los vanos puntiagudos mediante maineles, y en el extremo de uno de estos vanos se encontraba el escudo de los Aulestia. En la parte superior de este piso hay una fila de canes.

No es la única casa torre del municipio. Antaño hubo muchas casas torre y casas solariegas en Aulesti.

Palacio Ibañez de Aldekoa.

Palacio Ibañez de Aldekoa

Se trata de un edificio de construcción simple, que en sus orígenes fue una casa torre. Se cree que data del siglo XVI, tal vez del XVII.

La fachada principal de repartición simétrica de los espacios mira a la plaza, y el edificio está construído sobre el terreno en que se encontraba el edificio gótico.

Tiene dos entradas de estilo renacentista.

Palacio de la familia Aulestia.

Palacio de la familia Aulestia

Este edificio también llamado palacio Argiñena, esta situado detras de la parroquia de San Juan Bautista. Entre sus elementos de interes, cabe destacar la fachada, puesto que a pesar de los inumerables cambios sufridos, aún conserva el portal que recuerda las casas torre del medievo y los caseríos góticos. Tiene grandes dovelas y una clave trapezoidal.

La rejilla del pequeño balcón de la izquierda es de estilo neoclásico y las saeteras son góticas.

En la fotografía se puede apreciar la fachada y el portón del palacio.

Parroquia de San Juan Bautista.

Parroquia de San Juan Bautista

En los documentos escritos aparece que la parroquia se creó entre 1528 y 1640. La primera parroquia fue la ermita de San Juan Decapitado de Murelaga que se encuentra en el barrio Ibarrola, en el lugar conocido como Murla. En 1640, trasladaron desde allí a la nueva parroquia la pila de agua bendita, la pila bautismal y el sagrario.

Mide 136 pies de largo y 71 de ancho. Consta de 6 recios pilares de la típica piedra caliza, y está dividida en tres naves.

La ancha torre de piedra ocupa la parte delantera de la iglesia. Es gruesa y recia.

Cuenta con cinco campanas, a una de las cuales se le denomina como la campana Belén. El 28 de Julio de 1626 la bendijo un fraile obispo con el permiso del arzobispo de Calahorra. Esta campana se tocaba durante las tormentas pero tenía además, otra función: sonaba cada vez que una mujer iba a dar a luz, para que todo fuera bien. El báculo es obra del habilidoso y famoso tallista Martín Basabe.

Según la creencia popular, durante la edificación de la nueva parroquia tuvieron lugar grandes enfrentamientos entre dos casas locales, debido a la decisión de hacia dónde debía mirar la entrada.

Los Ibañez-Aldekoa querían que estuviese tal y como está ahora, pero los de la casa Gorordo y Argiñena, pedían que la entrada mirase hacia sus casas. Por lo visto, la propiedad del terreno también tenía algo que ver en la discusión. Al final, el señor de la Torre de Aulestia ejerció de mediador y logró que la iglesia se edificara tal y como está hoy en día.

Ermita de San Martin de Malats.

Ermita de San Martin de Malats

Es la más grande tras la de San Juan de Murelaga. Está situada en el barrio Malats, en la zona donde se encuentran los caseríos más antiguos (caseríos Beti, Beti goikoa y Artiz, por ejemplo).

Detrás de ella están las canteras de Santa Eufemia, a 280 metros sobre el nivel del mar.

Esta ermita gótica rodeada de encinas se construyó a finales de la Edad Media y tiene arcos ojivales tanto en las puertas como en las ventanas. Luce un tejado a dos vertientes. Sobre éste, hay un pequeño espadachín.

Parece ser que esta ermita se ha quemado en más de una ocasión. Dentro de la iglesia, justo en frente, con una pared blanca de fondo, hay una Cruz sobre la mesa del altar. Tan solo hay una imagen, la del santo colocada sobre uno de los laterales. Tiene un arco ojival y una saetera ciega.

Antiguamente, el lunes anterior al día de la Ascensión, solían ir en rogativas a la ermita y bendecían la sal y el agua. Se ponían cruces en los heredades, y se esparcía el agua bendita por cada una de las heredades. La festividad corresponde al día 11 de Noviembre, pero la celebración se lleva a cabo el sábado inmediatamente posterior a dicho día.

Ermita de San Juan de Murelaga.

Ermita de San Juan de Murelaga

Esta ermita fue la parroquia de Aulesti hasta que en 1640, trasladaron a la que sería la nueva parroquia del centro urbano los elementos característicos (pila de agua bendita, sagrario...).
Mide 14,60 metros de longitud y 8,80 de ancho. No tiene campanario y cuenta con un solo altar. en esta ermita se adora a San Juan Decapitad. La festividad se celebra el 29 de Agosto. Hay otras dos imagenes en el mismo altar las de Herodes y Herodiana.

Antiguamente, tanto los habitantes de Aulesti como los de los pueblos colindantes tenían la costumbre de traer a los niños que no podían conciliar el sueño, animados por la creencia de que la siesta de la víspera de la noche de San Juan procura sueño para todo el año. Es digno de mención el reloj de la ermita, que data de 1918.
Según se cuenta, en esta ermita existía una figura grande de Cristo, y otra de la Virgen María. Hoy en día, en el único altar, están las figuras mencionadas y en los laterales dos cuadros colocados por la fe de los lugareños: La Sagrada Familia y San Antonio.

Sobre el coro, en el muro interior, hay un agujero en la piedra y se cree que esa piedra realza la voz del hombre.

Por su tamaño, es la ermita más grande de la anteiglesia.

Ermita Elizatxu.

Ermita Elizatxu

Está situada en la calle Aulestia, también llamada Goikokale en el mismo casco del pueblo. Se adora a la Piedad que sostiene en brazos al Cristo Muerto.

La festividad se celebra en San Blas, donde se bendicen la comida y el hilo que se ha de llevar durante nueves días atado al cuello.

En opinión de muchos creyentes, es el mejor remedio para los males del invierno. Esta ermita no llega a los 23 m².

Ermita de Santa Eufemia.

Ermita de Santa Eufemia

Augustin Zubikarai y Juan Fdez. Egiguren manifiestan en su libro titulado "Aulesti" que es una ermita que goza de fama y aceptación tanto en Bizkaia como en Gipuzkoa. El camino que llega a ella es bastante abrupto "pero se ha visto a muchos peregrinos, con sus cirios atados a sus espaldas, subiendo las escaleras de piedra a las que se llega siguiendo el camino; unas veces bajo la lluvia y otras bajo un sol abrasador." El camino que nos llevará a ella cuenta con doscientos peldaños.

Está a 697 metros sobre el nivel del mar. Los autores mencionados anteriormente manifiestan que a estos alrededores se les atribuye el siguiente relato: "se dice que en aquel lugar, los antiguos gentiles, tenían una cantera y que las piedras lanzadas que se conocen son de aquella época".

Según J.M. Barandiaran, los gentiles, al hacer la parroquia de Markina lanzaban las piedras desde Santa Eufemia. Y las piedras que aparecen en esa zona son de aquel entonces.

En uno de los muros, queda la figura de un santo al que le falta la cabeza.

La romería de Santa Eufemia tenía un atractivo especial, y era considerado por muchos como una gran ocasión para entablar relaciones. Por lo tanto, no es de extrañar que haya muchos cantos como éste:

Santa Eufemiko zelaian
neskazarrak dantzan,
agureak kiñuka
iñor jausten ba zan...

(En la campa de Santa Eufemia / las solteronas bailaban / los ancianos gesticulaban / si alguna caía...)

La festividad se celebra el 16 de Septiembre.

Ermita de San Vicente.

Ermita de San Vicente

Está situada en un lugar donde azota el viento, a 280 metros sobre el nivel del mar, a un par de kilómetros del centro urbano, en el camino que cruzando el barrio Narea, sigue hacia Nabarniz. Su festividad se celebra el día 22 de Enero, el día de San Vicente.

Antes era costumbre bendecir el agua y la sal.

Hay un solo altar.
Los habitantes de Narea renovaron esta ermita en 1980, a cuenta de la Cofradía. Los habitantes de Narea renovaron esta ermita en 1980, a cuenta de la Cofradía.

Ermita de San Pablo.

Ermita de San Pablo

Yendo de Aulesti a Munitibar, alrededor del kilómetro 42,5, tomaremos el camino de la derecha y sobre una cima veremos la ermita, situada entre pinos y robles, a 178 metros sobre el nivel del mar. La ermita es casi la más pequeña del municipio, sólo la llamada Elizatxu tiene dimensiones menores. No tiene ninguna torre. Fue restaurada en 1980.

Antiguamente, durante las celebraciones anuales, el 29 de Junio era costumbre ofrecer vino blanco y galletas a los peregrinos que se acercaban.

Maria Madalenaren ermita.

Maria Madalenaren ermita

En esta ermita se bendecían el agua y la sal los días de letanía, para luego esparcirlas por los campos. Se construyó en el año 1792, tal y como menciona Iturriza en su obra sobre la historia de Bizkaia.

La campana de la ermita está dentro. Junto a la ermita pasa el río Muxo, afluente del río Lea.

Ermita de San Lorenzo.

Ermita de San Lorenzo

Está ubicada en el barrio Zubero. Este antiguo edificio cuenta con dos imágenes: una en el altar, la de San Lorenzo, y la otra en el muro exterior, sobre la puerta de arcos, en una oquedad en la piedra, una vieja figura del Cristo Crucificado.
La estructura interna del techo es de madera y de él cuelga la campana. El suelo ha sido reparado con cemento.
No hay duda de que la ermita es antiquísima, cuenta con un misal romano de 1648, en el cual se puede leer la siguiente inscripción:

"Para San Lorenzo de Zubero en Aulestia, año mil seiscientos y cincuenta y un años. D. Domingo B. Legarra, cura y beneficiado de esta anteiglesia de San Juan de Murelaga. En la villa de Madrid a veinte días del mes de marzo de mil seiscientos y cincuenta y un años, compre yo el Sr. D. Domingo de Legarra el misal para la ermita de San Lorenzo de la Cofradía de Zubero. Firmado Domingo de Legarra".

Ermita de San Antonio Abad.

Ermita de San Antonio Abad

Esta ubicada en el barrio San Anton, pasando el kilómetro 44 en dirección a Lekeitio, a la derecha, entre la carretera y el río Lea. Es de estilo popular y fue construída en el siglo XVI.

El 17 de enero día de San Antonio Abad, se celebra la misa en dicha ermita. A este santo se le reza para pedir la curación del ganado. Antaño también se acudía a él para que ayudara a los niños que tuvieran problemas para aprender a hablar.

Cruces.

Cruces

El País Vasco es muy proclive a las cruces. Se ven muchas en nuestros pueblos, no solamente en las cimas de los montes y en los cruces de caminos, sino también en las casas y en las calles.

En los pueblos pequeños, es costumbre que a la entrada del mismo se inicie un vía crucis, de modo que se efectúe la decimocuarta estación en la iglesia. Durante la Cuaresma y la Semana Santa, se deben venerar dichas cruces. Aulesti también cuenta con recias cruces de piedra. Se ve que probablemente fueron hechas por los canteros locales, ya que no muestran ni la habilidad, ni los adornos o el acabado de las cruces de otros lugares.

Las cruces de Aulesti y Amoroto son muy parecidas. Son gruesas, hechas para siempre. Aunque estén oscurecidas y envejecidas por las inclemencias del tiempo, parece ser que comenzaron a hacerlas en el año 1893.

Caserío Garatxana o Garatxaga.

Caserío Garatxana o Garatxaga

Este precioso caserío se encuentra el barrio Ibarrola, al lado de la ermita San Pablo.

Muchos arquitectos han ensalzado sus medidas y su distribución, y sobre todo su estructura, construída con troncos de árbol enteros.

Caserío Iturritza Goikoa.

Caserío Iturritza Goikoa

En el año 1388 era el establo de la Colegiata de Ziortza. Según se lee en una orden de 1608, se convirtió en caserío en 1462 y desde entonces tuvo la obligación de dar cada año cuatro anegas de trigo.

Su estructura arquitectónica es muy peculiar, ya que las ventanas han sido sacadas en oquedades hacia el interior y su establo es muy grande.

Al parecer, en el siglo XVI., cuando grupos de soldados pasaban por aquí, se paraban a descansar y a dormir.

Caserío Kortabitarte Bekoa y Goikoa.

Caserío Kortabitarte Bekoa

KORTABITARTE BEHEKOA

En el año 1532, aparece este nombre en el reparto de los sepulcros de la parroquia.

En el año 1549 el caserío Kortabitarte aparece endeudado con la Colegiata de Ziortza y siguió en ese estado durante dos largos siglos.

KORTABITARTE GOIKOA

Construido entre los años 1704 y 1745.

Caserío Soloaga.

Caserío Soloaga

Se dice de este caserío que es más antiguo que Kortabitarte Bekoa.

Se quemó en el año 1925. Tiene 32,29 hectáreas, de las que 29,11 hectáreas son terrenos de monte.

Hay horno y lagar en la misma casa, pero no se usan.

Caserío Andikoetxea Torretxua o Torretxulo.

Caserío Andikoetxea Torretxua o Torretxulo

Esta emplazada en el barrio San Antón. Parece que esta casa fue un edificio alto.

Hay lagar, pero no se ha utilizado durante los últimos 25 años.

Hórreos.

Hórreos

Hay dos hórreos en Aulesti. Uno, hoy día completamente transformado, está sitúado en el barrio Malats, en Arteaga.

El segundo (el de la fotografía) lo encontraremos en el barrio Narea, en el caserío Goitia. Estuvo medio derrumbado durante mucho tiempo, a causa de una nevada.

Al parecer, el antigüo hórreo era más largo que el restaurado y no se ha guardado la similitud arquitectónica.

Barrio Malats.

Barrio Malats

Todo el barrio en sí es muy hermoso, pero caben destacar los caseríos Beti, Beti Goikoa y Artiz.

Molinos.

Molinos de Torre

Molino Angiz errota. Dejaron de hacer harina alrededor del año 1950.

Molinos Goiko Errota y Beko Errota. No se hace harina desde 1983. Los dos caseríos tienen en total 8,5 hectáreas.

Molinos etokiz errota, Beko errota o Zarrabenta errota. En el año 1745, se lee en "Ferrería y molino de Zetokiz" que la dueña era Maria Cruz Aulestia, y el molinero, en renta, Jose Auzokoa. En el año 1799 aparece que el arrendatario pagaba cada año 660 reales.
Hace más de 50 años que no se utiliza como molino.

Amulua, Abadien bolua (Ibeta). Funcionó como molino pero hoy en día está vacío.

Molino Torreko Errota. Lleva agua hasta la serrería, sin embargo, el molino dejó de funcionar hace años.

Embalses, presas y puentes.

Embalses, presas y puentes

• Aulesti ofrece una gran variedad de presas:
- La presa de Amulua tiene arcos y contrafuertes, hechos de sillería y mampostería.
- El del molino Bolintxu es de arco, y tiene contrafuertes de sillería.
- El de Torrekoerrota es recto, hecho de sillería, y forma una pequeña playa en el río. El embalse cumple la función de canalizar las aguas del caserío que recibe el mismo nombre. De hecho, en una época, la instalación hidráulica de este caserío se empleó para mecanizar una serrería. Es una excelente área de descanso, al lado hay un parque donde es posible el baño.

• Este tramo del río Lea está repleto de pequeños y bellos puentes de arcos ojivales, tales como Beko zubia, Bixko Zubia, Errotatxo, Goikolea, Goierri, Ibakatx (en la foto), Ibeta y Zierra.
En las orillas se puede apreciar una mezcla de plantas terrestres y acuaticas.

Manantiales.

Una Fuente

Son muy famosas las aguas del río Telleria. Las encontraron en el año 1743.

Iturriza, en su "Historia de Vizcaya", cuenta que esas aguas beneficiaron a muchos enfermos, y que mucha gente venía a Aulesti, sobre todo en verano para beber de ellas y descansar.

Cuevas.

Cuevas

Esta zona está repleta de cuevas. En el territorio de Aulestia se conocen 31. Según explicaba José Miguel de Barandiaran en la colección Auñamendi "bien es sabido que en algunos lugares del País Vasco hay grandes tesoros escondidos. Sin concretarse dónde se encuentran. Así surge la confusión, la singularidad y la disparidad de criterios. De ahí viene el deseo de encontrarlos y también los esfuerzos y las dificultades".

Se encuentre o no el tesoro, la cueva siempre guarda algo de misterio y de ocultismo, y en Aulesti, los que sean aficionados a ello, tienen la oportunidad de intentar aclarar ese misterio, aunque las cuevas sean pequeñas.

He aquí algunas de las 31 cuevas:

Kobaburu. La encontraremos en la ladera este del monte Iluntzar, más arriba del caserío Olabarri, 50 metros más al noroeste del caserío. La entrada tiene 6 metros de ancho y tres metros de alto, luego se ensancha y presenta una galería que va en diagonal y que mide 55 metros.
Alperdo. Está cerca del caserío Angizola, entre los kilómetros 46 y 47 del camino que va de Aulesti a Lekeitio. De vez en cuando se filtra agua, y desemboca en el río Lea. En invierno se convierte en un sifón que se une con Alperdo II. Su longitud es de 150 metros.
Lezate Kobie. Está a dos kilómetros de Aulesti, en dirección a Lekeitio, a tres o cuatro metros a la izquierda de la carretera, en el sur de la ladera norte del monte Iluntzar. Tiene una longitud de 800 metros. Sus aguas se emplean como suministro de agua del municipio.
Txantxane. En la cara noreste del monte Iluntzar, sobre el mojón número 286. Tiene una profundidad de 56 metros.
Belatxikia zuloa. En el monte Bedartzandi, en el lado orientado hacia Markina, entre los kilómetros 46 y 47 de Aulesti a Markina.
Zuluka. En el camino de Lekeitio a Aulesti, entre los kilómetros 45-46, en frente del barrio Angiz, al pie del monte Iluntzar. Se toma el sendero próximo a Olabarri, y está situada en los alrededores de este caserío, a unos 50 metros. Tiene una entrada de 8 metros de altura y 5 de ancho, y una longitud de 24 metros.
Kobaederra. Se encuentra al lado de Zuluka. Una entrada de 3 metros hacia arriba y una anchura de 0,90. Por una galería diagonal se puede descender a otra de 18 metros, de ahí se puede ver una abertura por el cual se vislumbra la luz exterior.
Gruta de Gonosti. En el camino entre Lekeitio y Aulestia, entre los kilómetros 44 y 45 hay un pequeño camino que se debe tomar, hacia Goierri. A la derecha, a 500 metros, la entrada aparece en el pinar que recibe el mismo nombre. En realidad son tres aberturas.
Cueva de Gantxu. Está cerca de la anterior. Comenzando por Goierri y dirigiéndose hacia el monte Gantxu, se abre en la ladera noreste del mismo. La entrada tiene 7 metros de altura, 3 de ancho y 30 de largo.
Cueva de Atxeixe.También está en el barrio Goierri. Hay que dirigirse hacia el monte Atxeixe, la cueva está en la ladera sur de este monte. Al lado del caserío Akaiturri.
Cueva de Telleri. Hay que dirigirse por el barrio Goierri hacia el monte Telleria. La cueva está en la ladera este, cerca del caserío Zolua.
Cueva de Bedartzandi. En la carretera de Lekeitio en dirección a Aulesti, en el kilómetro 46-47, se toma el camino que va al caserío Koba. Dicha cueva se extiende hacia el este y, cerca de ahí, se encuentran las cuevas de Pagolaria, Sakona y Erenozulo, todas en el monte Iluntzar.
Arrizabalaga. Entre los kilómetros 48 y 49 del camino entre Aulesti y Markina está el caserío Artia. Alrededor de este caserío y siguiendo el camino a Markina, a unos 500 metros, hay una cueva artificial. Esta cueva está dentro del pinar llamado Arrizabalaga, en la ladera sudeste del monte Bedartzandi.
Olaria Berije. En el barrio Goierri. En el fondo de una gran colina, al lado del caserío Gontzolai.
Eriño. Esta al pie del monte Laprestia, mirando al caserío Zolua. Kanpoleza y Zulozar también están en esta zona.
Txorizulo. Al pie del monte Atxekoiturri, mirando al caserío Zolua.
Lezandia. En la ladera norte de Bedartzandi, sobre el caserío Iturritze.
Cueva de Iluntzar II. Al sudeste del monte Iluntzar; la entrada tiene 5 metros de altura y 2 metros de anchura. Tiene una profundidad de 7 metros.

Uso de cookies:
En Leaibarra.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.
Mancomunidad de Municipios Lea Ibarra, Elexalde 1-48289 GIZABURUAGA-Tel:946842982-Email: leaibarra@bizkaia.org - Mapa-Web - Accesibilidad - Aviso-Legal - Cookies