Mancomunidad Lea Ibarra - Munitibar - Aulesti - Gizaburuaga - Amoroto - Mendexa

Ayuntamiento de Mendexa y el Bar
Xabier Amuriza
Cena Popular en Gizaburuaga

Gizaburuaga - Historia

Los restos más antiguos de este pueblo datan de la prehistoria, para ser más exactos del neolítico, y fueron hallados en las cuevas Txotxinkoba y Jentilkoba. Ambas cuevas se emplearon para enterrar a los muertos. Los enterraban de un modo colectivo, de acuerdo con las tradiciones de aquella época.

De todas maneras, no existe ningún documento escrito hasta el siglo XVI. Según indica Iturriza en su obra titulada "Historia de Vizcaya", este lugar era conocido como Ibaibaso. Cambió de nombre -siempre según Iturriza- en el siglo X, después de las luchas sostenidas contra los franceses, recibiendo el nombre de Gizaburuaga, "buru gabeko gizona" que significa "el hombre sin cabeza".

Hasta el siglo X-XI, siglos en los que empezaron a predominar las zonas agrarias, la gente no residía de forma permanente. Empezaron a agruparse en varias zonas donde fijaron su residencia permanente.

Por lo tanto, el primer dato específico es de 1325. Hasta entonces se supone que estaba bajo el patrimonio feudal de Lekeitio; poco a poco, creció demográficamente y progresó económicamente hasta que se avivaron los deseos de independencia; debido a ese deseo se convirtió en iglesia perteneciente a Lekeitio en la Baja Edad Media y después lograría ser nombrada anteiglesia en la Alta Edad Media.

La primera solicitud de escisión de la Iglesia de Nuestra Señora es del año 1454, remitida al Papa por los habitantes de Gizaburuaga. No recibieron un juicio positivo del arzobispado, ya que al arzobispado no le interesaba dicha escisión porque lograba un gran beneficio económico.
Los habitantes no estuvieron de acuerdo con el juicio emitido, y comenzaron a obrar por cuenta propia, hasta que en 1460 fueron excomulgados.

Tras muchas discusiones, la Bula de León X les otorgó la independencia al igual que al pueblo de Amoroto. Dicha Bula les concedió derechos para limpiar las almas, para tener sus propios clérigos y celebrar entierros. Cuando se procedió a la partición de tierras se obligó al Consejo Municipal de Lekeitio a nombrar a un abad para Gizaburuaga.

Son de esta época los primeros personajes políticos. La sociedad de esta época vivía en una jerarquía feudal. Se obedecía a un sistema clerical y de impuestos, y en los puestos dominantes de la sociedad se encontraban linajes que también dominaban en el Antiguo Régimen. En el caso del pueblo de Gizaburuaga, los más poderosos eran los Bengolea, que en el siglo XVIII pasaron a la familia Villareal de Bérriz por casamiento.

Uso de cookies:
En Leaibarra.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.
Mancomunidad de Municipios Lea Ibarra, Elexalde 1-48289 GIZABURUAGA-Tel:946842982-Email: leaibarra@bizkaia.org - Mapa-Web - Accesibilidad - Aviso-Legal - Cookies